Hola Miami with information for local and tourist travelers, from attractions, events, Hotels, Car rentals, Restaurants, business listings and products services and much more.
Contact Us
Hola Miami Blog

Musica Latina, Entrevistas, Belleza, Moda, Noticias y Mucho Mas!! - Farandula - Hola-Miami

<-- Indice de artículos

FLASH

Por Edgar García Ochoa

NELSON PINEDO, EL SOBREVIVIENTE DE LA SONORA
(Primera parte)

Esta larga narración de su vida por parte del legendario cantante Nelson Pinedo fue realizada en varios sitios, incluyendo Bogotá. Este testimonio que se publicará en cuatro partes, tiene mucho significado, si tenemos en cuenta que Nelson el llamado “ALMIRANTE DEL RITMO” es el único cantante que queda vivo de la nunca igualada SONORA MATANCERA.

“YO soy un barranquillero, paisa, coterráneo, self man hecho por mí mismo. El señor que les narra solo llegó hasta cuarto de elemental. Y toda la academia, todos los masters, todos los post grados, me los hice yo mismo a través de la vida con un auto didactismo que me apliqué yo mismo. Mi padre me bautizó Napo, que era el diminutivo de Napoleón, porque me llamo Napoleón Pinedo Fedullo. Mi padre se llamaba Julio Pinedo, era barranquillero, trigueñito, yo salí a él. Mi madre Rosa Fedullo, blanca, rubia, tenía otra estampa. Yo soy nieto materno de un italiano, el padre de mi mamá Julio Fedullo, tenía una fábrica de espaguetis; mi madre era tolimense, mi padre era un mulato fino con los ojos rayados, yo saqué el pelo negro del mulato y ese sabor que le agradezco.

Pelaíto voy al colegio Salesiano de San Roque, el padre mío era el heredero único y universal de seis hermanos; en aquellos tiempos había la legitimidad, él era el legitimo y los otros era naturales. A él le tocaba la herencia y a pesar de todo lo que le quitaron de mi abuelo paterno le quedaron catorce casas que fue perdiendo, pues era pésimo comerciante. Recuerdo que llegué a conocer tres casa, una por donde está el Almendra Tropical, otra cerca de la calle Jesús, entre Vesubio y Bocas de Cenizas, otra que tenía por allá atrás era como una finquita por las Nieves, que por aquel tiempo –estoy hablando de hace 77 años- era monte, a penas se asomaba Rebolo porque por allá estaba el acueducto. El viejo mío, para la barriguita de mi mamá la mandó a temperar. En esa finquita nací yo. Por eso soy más de Rebolo, yo soy de las Nieves; lo que pasa, es que yo me quise dar cierto barniz y me corrí para el área de las nieves, porque la otra casa que tenía, era de la calle Santa Isabel entre Bocas de Cenizas y Vesubio. Yo viví en Rebolo la infancia la pasé allí. Jugué bola e’ trapo como loco, bola de uñita, carrucha con el negro Remuerde, eso era historia. Íbamos a bañarnos al caño de la Ahuyama en la Loma, detrás de Las Nieves, en el caño de los Tramposos, el barro que agarrábamos en el baño era famoso.

Salgo de esa casita de Rebolo, que, era una casita con techo de paja, de bahareque, linda, con palos de uvita, donde jugábamos a Tarzán. ¡Qué infancia más bella! De ahí salgo y voy para el centro. Mi viejo me manda a estudiar al colegio San Roque; llega la época mala, la pálida y me dice el viejo: “Napo, se acabó el estudio y ahora tienes que pensar en otra vaina”. Voy a trabajar en la calle. Todos mis primos, los Pinedo, hicieron carrera como profesionales. Y yo me quedó con el cuarto año, porque al salir de San Roque, fui a la escuela pública, de ahí a Rebolo y no puedo hacer el bachillerato, ni siquiera la preparatoria, pero me seguí preparando y con lo que ganaba en el día le pagaba al profesor en la noche, entonces hice mi bachillerato si comercio. El profesor Brume, me dio inglés y después yo hice un curso por correspondencia y soy graduado de corresponsal bilingüe de la Natural School de los Ángeles, California, que fue lo que me permitió llegar a Bogotá, cantando en inglés y le metí medio chuzo a todos los cantantes cachacos que estaban por allá. El profesor tenía unas hijas muy lindas, yo iba a verlas y él las cuidaba como un perro de presa. Terminé y me fui a trabajar en un oficio que me consiguió mi hermano, dependiente de un almacén. Vendía telas y un día el dueño me botó, porque cuando llegaba una carajita que me gustaba, yo le regalaba medio metro. Cuando pedía un metro yo le despachaba metro y medio, el libanés, me mentó la madre y le dijo a mi hermano que no podía seguir.

Ganaba 6 pesos a la semana, un peso diario. Ese fue mi primer trabajo. Después seguí en otros puestos sin importancia pero seguí preparándome y estudiando comercialmente. Fui asistente del inspector de caja del Banco de Colombia, que quedaba frente a Avianca, allí laboraba con mi camisita, cuellito de corbata, y ganaba $125 al mes; en esa época era un billetico. Se mudo mi padre y me quedé con mi madre viuda, solo, porque a mi hermano no lo vi más. Le dije a mi mamá: “tengo $130, te doy $100 y me quedo con $30 para el mes”. Y empiezo a reunirme con los empleados del banco en el parque San José, frente al Astral, en la calle Caldas, allí pasábamos la gallada, los pelaos, y empiezo a hacer mis contactos y aparece un muchacho que está hoy en Nueva York. Él viene mucho por aquí, es Oswaldo Villanigre y me dice: “¿tú quieres trabajar en la radio?”… ya que me oye hablando y le gusto mi entonación, y le contesto: “para ayer es tarde”… “Voy a llevarte a la Voz de la Patria” Allí estaba el maestro Camacho y Cano y catalán, Pérez Doménech. Entonces Oswaldo me presenta a Don Clemente, un viejo bastante huraño, pero con una corazón muy grande.

Entonces el viejo me vio y hubo ‘quimba’ entre los dos. “¿Quieres ser locutor?”. En esa época se estaban haciendo las licencias de primera para hacer leer noticias, y yo tenía mi título en inglés, como traductor bilingüe. Me dice, “aquí llegan algunos discos de la Embajada de los Estados Unidos, de las corresponsales de la metrópolis, tradúzcalos y hable, haga el programa”. Lo hice y al viejo le gustó y me quedé. Ahí estaba Ernesto Portacio. La primera grabación que hice fue una salida que hicimos a Maracaibo con la orquesta de Lucho Rodríguez Moreno, yo era el crooner, cantante romántico y grabé un bolero, y Tomasito Rodríguez grabó una guaracha. Era la primera grabación comercial que hacía. El título era “Mucho Mucho” un bolero cubano. Eso se perdió; de ese tiempo no tengo ningún documento. Fui locutor por la facilidad del idioma como pronunciaba bien el inglés; era casi en la guerra mundial del 45. Venían las noticias en inglés por el teletipo. Me decía Vallaso “usted le da el acento que tiene el idioma inglés”. Trabajando ahí me sale una oportunidad, reemplazando a un cantante ecuatoriano que tenía de bolerista el maestro Julio Daza y a él como cantaba los boleros. Me pagaba una suma superior a lo de la radio, recibía cincuenta pesos por baile, y eran 3 a la semana como mínimo, por lo que llevaba $150 cada 7 días a casa. En la emisora tenía como compañeros a Oswaldo Villanigre, Luis Parnesio Portacio, al profesor Camacho, con sus programas didácticos musicales, y el internacionalista Pérez Doménech.

De Parnesio Portacio, tengo una anécdota muy linda: él fue director de una emisora de Buenaventura, me mandó un contrato; yo venía de la Habana y me hospedé en el hotel “La Estación” en Buenaventura. Allí había una despampanante hembra y le pregunté “¿cuántos ganas al mes?” Y me dijo “$150”. Y le dije, “tienes $300 y vente con migo una semana a Bogotá”. Había un tren de Buenaventura para subir a Cali y después a Bogotá; nos quedamos en Bogotá pero ella quería ir también a la Habana, pero no la llevé, ella quería seguirme, pero yo tenía unas leonas esperándome allá, sin embargo ella se compró el tiquete y se fue a la capital cubana.

También me pasó igual con una chilena en el Perú. Este país tuvo una época donde llegaban mujeres de todo el mundo para las Boites. Les llamaban “alternadoras” o “ficheras”. En Venezuela también existían esas formidables mujeres ¡eran unos toletes de hembras! Eran los tiempos del mambo con bikini. Recuerdo una argentina con piel de nácar que tenía un lunar marrón que me enloquecía. Ella se empató con migo… tremendo romance. Allá apareció igualmente en la Habana. Definitivamente en la flor de la juventud las volvía locas a todas y no es exageración.

<-- Indice de artículos

Miami shopping malls Miami Stores
Vavation rentalsBienvenido
Restaurantes
Hoteles
Vida Nocturna
Negocios
Low car rentals rates in Miami
informaci´┐Żn
Contact Us
Tarjetas Virtuales
Inmigración
Consulados
Deportes
Periódicos
Aeropuerto
Teléfonos Útiles
Hospitales
Distancias entre Ciudades
Ir de Compras
Salud
Horoscopo
Cocina
Wallpapers
Articulos
Lugares interesantes
aquí pescando
Farándula
Renta de Autos
Noticias
Welcome
Contact Us
Hola Miami Blog
Events
Opa-locka Executive Airport
Miami International Boat Show
Miami
Lauderdale Car Rental
Orlando Car Rental
Luxury Car Rental
Web Design
Domain Names
Press Release
Exotic Car Rental
Miami Super Bowl
Airport Parking
Long Term Car Rental
Valentines Day
Miami Real Estate
Home Maintenance
Miami Auto Repair
Online Business Opportunities
Thanksgiving
Vacation Rentals Florida keys
Local Business Online Marketing
Miami Beach Hotels
Miami Hotels
Search Engine Obtimization
Car Rentals Around The World
Flights to Miami Florida
Miami Shopping Malls
Miami Attractions
Local Business Directory
Local Business Opportunities
Car Insurance
Donate a Car
Used Car for Sale
Weight loss
Remortgage
Flowers Delivery
Florida Traffic Ticket
Legal
Health and Fitness
Health Insurance
Food and Drinks
Places to visit in Florida
Travel Agencies
Walt Disney World
Cruise Deals
Socials
Dating
Nightclubs
Miami Restaurants
Miami Lakes
Property for Lease
Travel
Visit The USA
Visit The UK
Visit Spain
Visit Australia
Visit Canada
Visit California
Copyright © 2020 Hola-Miami • allright reserved | Privacy policy
Renting a car in Miami| Luxury Car Rental | Exotic Car Rental | Auto Rental | Rent Car Miami | Miami Airport Car Rental | Florida Car Rental
Miami Beach | South Beach | Hialeah | Coral Gables | Kendall | Dade county | Miami City | Miami Florida | Miami Lakes | Carol City | Homestead
Miami Restaurants | Miami Hotels | Miami night live | Business In Miami | Shopping Center | events | Newspaper | Beaches | Greeting Cards
Fort Lauderdale | Las Olas Boulevard | Broward County | Fort Lauderdale International Airport | Hollywood Florida | West Palm Beach | Florida Airport